Programa Superar tus Miedos

Sabías el desastre que el MIEDO PUEDE HACER EN TU CUERPO?

EL MIEDO

El miedo origina enfermedades  biologicas orgánicas, somatizaciones muy diferentes dependiendo de los matices de la coloración conflictiva.

 

En términos de sentimientos, el miedo puede afectar a numerosos órganos distintos. Además, cualquier conflicto puede ser un conflicto de miedo más otro sentimiento

 

Un problema óseo, por ejemplo, puede tener su origen en un conflicto de miedo a no ser valorado.

Un problema de piel puede ser consecuencia del miedo a que nos separen de un ser querido.

El miedo acentúa la intensidad del sentimiento.

 

Por ejemplo, una persona desvalorizada puede sufrir una descalcificación ósea y otra persona que tenga miedo a que no la valoren y la humillen puede sufrir una necrosis cancerígena de los huesos.

 

 

El miedo a que nos desvaloricen, o a no tener comida, o a cualquier otra cosa, provoca exactamente los mismos conflictos que si realmente nos desvalorizaran o no tuviéramos comida.

Liberate del miedo CON ÉSTE  PROGRAMA DE 30 DÍAS

 

MODALIDAD PRESENCIAL 

 

2 encuentros  presenciales :

Duración de una sesión : 2 horas y 30 minutos 

Todas nuestras disciplinas Terapéuticas al alcance: Terapia Neurocelular / Ventanas al Cielo (con cristales de cuarzo )/Flores de Bach/ Biomagnetismo / Constelaciones Familiares/ PNL/ Psico-magia/ Tameana, entre otros.

 

Audios Subliminales :

Podrás reprogramar tu subconsciente para que el  miedo comience a jugar a tu favor .


 

Guía de ejercicios (personalizados): mantras, meditaciones, entre otros. 

 

MODALIDAD ONLINE

Duración de una sesion : 1 hora y 30 minutos

3 encuentros  via Zoom o videollamada: Nuestra disciplina terapéutica por excelencia Ventanas Al Cielo a distancia y Técnicas de Barras access .

 

Audios Subliminales


 

Guía de ejercicios (personalizados): mantras, meditaciones, entre otros.

Si no obtienes resultados Positivos!

te devolvemos el dinero.


En la vida hay algo peor que el fracaso:

el no haber intentado nada.

 

Franklin D. Roosvelt